El anhelo de causar un impacto profundo y duradero - Primeros15 - 21 de Enero


Tema de la Semana: Los Siete Anhelos del Corazón Humano

Todos nosotros tenemos anhelos insaciables que solo pueden ser satisfechos en comunión con nuestro Padre celestial. El anhelo de ser disfrutado, de ser fascinado, de contemplar la belleza y de ser alguien extraordinario son fuerzas impulsoras dentro de cada uno de nosotros. El deseo de experimentar la intimidad sin vergüenza, de ser incondicionales y de hacer un impacto profundo y duradero, resuena dentro de cada uno de nosotros en la base de lo que somos. Dios creó estos deseos sabiendo que solo pueden estar plenamente satisfechos en él, y que serían las vías que nos llevarían hacia una relación más profunda con él. Al revisar cada uno de estos anhelos individualmente, oro para que tu corazón encuentre su realización en la cercanía amorosa de tu Padre celestial.

Los títulos y el concepto principales de esta semana fueron tomados de “Los siete anhelos del corazón humano” (The Seven Longings of the Human Heart), por Mike Bickle y Deborah Hiebert.

El anhelo de causar un impacto profundo y duradero

Pasaje Bíblico¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”. Mateo 25:21

Devocional:

La gente a menudo hace una pregunta cuando parece que su tiempo en la tierra está llegando a su fin: "¿Tuvo importancia mi vida?". ¿Alguna vez te has preguntado eso? ¿Alguna vez te tomaste un minuto para recordar tu vida y te preguntarte si todos tus esfuerzos significarán algo cuando te hayas ido?

Todos soñamos con ser un gran éxito. Ningún niño que practica deportes en su patio trasero fantasea con colgar la toalla después de la escuela secundaria. Sueñan con ser profesionales. Ningún músico sueña con tocarle a un puñado de personas. Se ven en un gran escenario frente a miles de fanáticos que gritan. Todos tenemos el anhelo de tener un impacto en este mundo. Todos deseamos hacer una diferencia en laforma en que seremos recordados cuando nos hayamos ido.

Dios nos diseñó a todos con este anhelo al tiempo que tenía el plan perfecto para satisfacerlo. El problema es que hemos tergiversado lo que realmente es el éxito. Hemos convertido el éxito en algo orgulloso: una idea restringida a los modos de este mundo. Hemos estado viviendo bajo la idea de que tener un impacto tiene que ver con nosotros mismos. Verás, tener un impacto duradero no significa necesariamente que seas conocido por toda la población, que haya libros escritos sobre ti o que tengas cualquier clase de éxito a los ojos del mundo. El éxito es únicamente definido por Dios y únicamente se logra mediante tu fidelidad a lo que él te haya llamado. Estás destinado para el impacto que trae la fidelidad a Dios, no a un impacto forjado con la lucha por el logro de los estándares del mundo.

La Biblia define claramente el éxito como ser fiel a lo que Dios ha dicho. En Mateo 25:21, Dios dice: ¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”. Tu deseo de hacer un impacto solo se satisfará viviendo en obediencia a la voluntad de Dios para ti. Es su plan del que todos somos parte, no es nuestro plan. Dios nos ha traído a la gloriosa narración que se ha estado desarrollando desde la fundación de la tierra. Ser fiel a tu página en la gran narrativa de Dios tiene un impacto eterno más importante y duradero que cualquier cosa que puedas lograr por ti mismo. Un día, todas las grandes historias de lo que la humanidad ha hecho en pos de nuestra propia gloria serán desmanteladas. Un Rey se mantendrá por encima de todo. Jesucristo recibirá su recompensa, y reinaremos junto a él para siempre.

Elige hacer un impacto para la eternidad hoy. Sé fiel primero en amar a Dios y luego en amar a los demás con compasión y humildad. Tienes la oportunidad de guiar a las personas a la vida eterna. Tienes la oportunidad de almacenar tu tesoro en el cielo donde la polilla y el óxido no destruirán (Mateo 6:19-20). Hoy tienes la oportunidad de tener un impacto profundo y duradero más allá de lo que puedas imaginar. Permite que Dios defina tu identidad y tu propósito. Experimenta la alegría y la plenitud que solo puedes encontrar en una comunión sincera con tu Padre celestial.

Guía de Oración:

1. Tómate un momento para reflexionar sobre la vida de Jesús. Permite que lo que dice la Biblia acerca de Jesús establezca una verdadera definición de lo que es el éxito.

La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios,
no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos.
 Y, al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!”.
 Filipenses 2:5-8

2. Tómate un momento para renunciar a tu noción de éxito e impacto, y centra tu vida en torno a la verdad de Dios.

3. ¿Qué planes tiene Dios para ti hoy? ¿Cómo puedes amarlo bien a él y a los demás? ¿De qué manera puedes causar un impacto en la eternidad?

Jesús es el ejemplo perfecto de lo que parece tener un impacto duradero porque se entregó por completo a la voluntad del Padre. Al final de su ministerio, solo tenía unos pocos seguidores que estaban a su lado. Nunca escribió un libro ni viajó a más de unos pocos cientos de millas de donde nació. En lugar de considerarlo exitoso, el mundo lo mató. Pero él causó un impacto mayor que cualquier otra persona en toda la historia. Vive como Jesús hoy. Vive únicamente para la opinión de Dios y encuentra tu satisfacción en ser fiel a lo que él te ha llamado. Que tu día se llene con la vida abundante que proviene de la entrega a los planes perfectos de Dios.

Extended Reading: Mateo 25

Haga clic aquí para visitar la página de Primeros15


No Vendan Mis Datos (CA solamente)