Vida en Cristo


7 Formas de lidiar con el dolor

7 Formas de lidiar con el dolor

Gracias a Dios todo, absolutamente todo en nuestra vida tiene un propósito. Esto incluye tanto las cosas buenas como la felicidad, el amor, la familia, así como también las cosas menos agradables como el dolor, la perdida y el sufrimiento. El libro de Santiago en el Nuevo Testamento nos enseña que en medio del dolor, Dios sigue siendo fiel y soberano. El mismo Jesús fue moldeado en su perfección y su obediencia gracias a las pruebas y dolores por las cuales tuvo que atravesar.

10 formas en las que expectativas irreales destruyen tus relaciones

10 formas en las que expectativas irreales destruyen tus relaciones

Es bueno tener expectativas saludables y realistas, pero, ¿qué sucede cuando nuestras expectativas se tornan prejuiciosas, muy altas, y hasta a veces absurdas? Tristemente el resultado muchas veces es la distorción de la realidad y la desintegración de relaciones, amistades e incluso aspiraciones. Necesitamos comprender que nuestra máxima expectativa siempre proviene de Dios mismo, y no de nosotros.

10 Oportunidades perdidas cuando dejamos de ir a la Iglesia

10 Oportunidades perdidas cuando dejamos de ir a la Iglesia

Al principio puede parecer una simple "pausa" sin ninguna consequencia, pero dejar de ir a la iglesia y dejar de buscar ser miembro activo en una congregacion de hermanos en la fe, puede convertirse rapidamente en un hábito que alimenta la indiferencia hacia el bien estar de tu vida espiritual. No pierdas de vista los cambios sutiles que te distraen o te hacen alejarte de una convivencia en congregación con otros hermanos.

Todos solos juntos: La Tragedia de las Relaciones Espirituales en la Iglesia

Todos solos juntos: La Tragedia de las Relaciones Espirituales en la Iglesia

Las relaciones superficiales en la iglesia son una tragedia. La iglesia es el último lugar en el que se le debería permitir a la humanidad pasar al lado de otros sin conocerlos. Como cristianos vivimos en el panorama de la claridad de la cruz de cristo (1 Corintios 1:18). Ya no habrá más tropiezos en la ceguera oscura y persuasiva del pecado dañando nuestra existencia. Ahora caminamos en la luz (Efesios 5:7-8). Nos vemos los unos a los otros claramente con nuestros padecimientos.