Vida en Cristo


3 Formas Prácticas En Las Que Cualquier Cristiano Puede Vivir En La Luz Del Evangelio Hoy

3 Formas Prácticas En Las Que Cualquier Cristiano Puede Vivir En La Luz Del Evangelio Hoy

Como cristianos, entonces, nuestras vidas de hoy se centran en el evangelio. Pero, ¿cómo se ve eso? Podrías responder a esa pregunta de muchas maneras, pero sugeriría estas tres formas prácticas en las que cualquier cristiano puede vivir a la luz del Evangelio en este momento. Desde luego que podemos aprender muchas otras formas de vivir el Evangelio siguiendo como ejemplo la vida de nuestro Señor Jesucristo.

Cómo Alejarnos Del Resentimiento Persistente

Cómo Alejarnos Del Resentimiento Persistente

El arrepentimiento de Dios, entonces, cumple el plan de Dios para el dolor por el pecado, y entonces ya no hay necesidad de quedarse en él. Pablo dice que, debido a la obra de Cristo en nosotros, debemos regocijarnos en la provisión de Dios, olvidar el pasado perdonado y seguir adelante con lo que está por venir. Por otro lado, el arrepentimiento o la tristeza mundana traen destrucción. Debido a que no hay arrepentimiento hacia Dios o cambio involucrado, los efectos o consecuencias de nuestras..

Las 4 Formas En Las Que Nos Convertimos En Hombres Completos

Las 4 Formas En Las Que Nos Convertimos En Hombres Completos

Todos durante nuestra vida vamos desarrollando capacidades al mismo tiempo que vamos creciendo como personas. El crecimiento de una persona no es solamente un crecimiento físico de estatura, sino un crecimiento intelectual, moral, espiritual, ético, etc. Vemos esto de manera concisa en la descripción bíblica de Jesús como un adolescente: "Y Jesús creció en sabiduría y estatura, y en favor de Dios y los hombres" (Lucas 2:52).

Como Vemos Nuestros Cuerpos Es Importante Para Dios

Como Vemos Nuestros Cuerpos Es Importante Para Dios

Nuestros cuerpos son la mejor herramienta que tendremos a nuestro servicio durante nuestras vidas. Nuestros cuerpos son santos pues fueron hechos a la imagen de Dios y creados por Él mismo, de igual manera, la Biblia dice que nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo. Mas allá de la presión social por lusir un cuerpo atractivo tenemos que procurar que nuestro cuerpo glorifique a Dios en su pureza, en su cuidado y en su imagen.