Querido Roger,

He leído en la Biblia que hay una serie de “misterios”. ¿Dios nos ha escondido cosas? ¿Qué pasa si no podemos resolverlos? ¿Cuáles son los misterios de todos modos?

Sinceramente Kate

Querida Kate,

Un “misterio” bíblico es un término técnico que se refiere a algo que estaba oculto en el Antiguo Testamento pero que ahora se revela en el Nuevo Testamento. Hay siete “misterios” específicos en las Escrituras. A medida que lea la Biblia, encontrará más de siete pasajes misteriosos, porque varios se superponen.

Pero me gustaría compartir contigo los siete misterios y lo que significan para ti y para mí hoy:

1. Los cristianos serían habitados por el Espíritu Santo

“Anunciando el misterio que se ha mantenido oculto por siglos y generaciones, pero que ahora se ha manifestado a sus santos. A éstos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.” - Colosenses 1: 26-27

En el momento en que recibimos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador personal, el Espíritu Santo viene a vivir dentro de nosotros. Somos guiados por Él cuando buscamos seguir a Jesús, y Él trabaja a través de nosotros para compartir el Evangelio, orar cuando no podemos encontrar las palabras y consolarnos cuando necesitamos aliento.

En Efesios 5:18, Pablo nos insta a buscar la llenura del Espíritu Santo: “No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu.” El término “se llena” es un tiempo presente continuo. De esto, deducimos que la llenura del Espíritu no es permanente, sino que debe repetirse una y otra vez.

La Biblia da una guía clara sobre cómo ser lleno del Espíritu:

Primero, deja de pecar. Nuestros pecados entristecen al Espíritu Santo y le dificultan vivir y trabajar a través de nosotros (Efesios 4:30).

Segundo, confiesa cuando pecamos (1 Juan 1: 9). Debemos estar vacíos y limpios para ser llenados.

Tercero, busca vivir cada momento en el Reino de Dios en la tierra (Mateo 5: 6, Mateo 6:33). A.W. Tozer dijo: “Todo hombre es tan espiritual como quiere ser”.

Cuarto, responde siempre positivamente al discurso interno del Espíritu Santo. Nunca apague su voz ni se niegue a hacer lo que Él dice (1 Tesalonicenses 5:19).

Quinto, ora para convertirte en un hombre o mujer espiritual a cualquier precio (1 Juan 2: 12-14).

2. El Mesías del Nuevo Testamento tiene poca semejanza con el concepto del Mesías del Antiguo Testamento

“No hay duda de que es grande el misterio de nuestra fe: Él se manifestó como hombre; fue vindicado por el Espíritu, visto por los ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido en la gloria.” 1 Timoteo 3:16

“Quiero que lo sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.” Colosenses 2:2-3

Los santos del Antiguo Testamento tenían poca comprensión de cómo sería el verdadero Cristo. Se imaginaron a un héroe conquistador que vendría a establecer un reino terrenal y liberar a Israel de sus enemigos.

Pero el verdadero Cristo no es para nada así. No vino a derrotar a los romanos ni a ningún otro enemigo. Él vino como el “Salvador sufriente” para morir por los pecados del mundo (Isaías 53). ¡El suyo es un ministerio espiritual que condujo a la gloria del Cielo!

Nuestra mejor respuesta a este misterio es caer de rodillas en alabanza, adoración, y rendición. Se nos da la oportunidad de aceptar la salvación que Él ofrece como el Mesías de nuestros corazones.

¡Pablo nos dice en Filipenses 2 que un día toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios! Tómate un momento y arrodíllate ahora mismo y declara a Jesucristo como tu Señor.

3. El Mensaje del Evangelio de “Fe + nada = salvación” se reveló por primera vez en el Nuevo Testamento

“El Dios eterno ocultó su misterio durante largos siglos, pero ahora lo ha revelado por medio de los escritos proféticos, según su propio mandato, para que todas las naciones obedezcan a la fe. ¡Al que puede fortalecerlos a ustedes conforme a mi evangelio y a la predicación acerca de Jesucristo, al único sabio Dios, sea la gloria para siempre por medio de Jesucristo! Amén.” Romanos 16: 25-27

La fe más absolutamente nada produce salvación. Pablo lo expresó así:

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” Efesios 2: 8-9

Durante los tiempos del Antiguo Testamento, la forma de encontrar el favor de Dios era mediante una cuidadosa obediencia a las leyes mosaicas. Y en el Antiguo Testamento, la religión se percibía como un sistema de obras por el cual las personas obedecían la ley y realizaban buenas obras.

Se discute mucho sobre cómo se salvaron los santos del Antiguo Testamento.

Algunos sugieren que su salvación se basó en su fe en Dios. Habacuc 2:4 declara: “Los justos vivirán por fe”.

Otros sugieren que los santos del Antiguo Testamento tuvieron la oportunidad de recibir a Cristo como su Señor y Salvador personal durante los tres días entre la crucifixión y la resurrección de Cristo. Interpretan 1 Pedro 3:19 en el sentido de que Jesús les predicó el evangelio durante el interludio.

Pero hoy, llegamos a la salvación confesando nuestros pecados a Jesucristo, pidiendo perdón y confiando en Él como nuestro Salvador. Nuestra responsabilidad es compartir el evangelio de Cristo como un estilo de vida cotidiano.

Se realizó una encuesta en una conferencia bíblica para determinar la edad a la que varias personas nacieron de nuevo. De los que estaban allí, el 20% vino a Cristo antes de la adolescencia; El 83% llegó a conocer a Cristo antes de los 20 años; y el 92% confiaba en Cristo antes de 30. Ese número disminuyó proporcionalmente hasta que menos del 1% llegó a conocer a Cristo después de los 60 años.

He visto algunos estudios que revelan que, en los Estados Unidos, la persona que espera hasta los 65 años tiene menos de una oportunidad en 35,000 de entregar sus vidas a Jesucristo como su Señor y Salvador. También he visto encuestas que revelan que el 98% de todos los cristianos aún no han llevado personalmente a nadie a un conocimiento salvador de Jesucristo.

Me encantan las palabras de C.T. Studd, el joven inglés, que regaló una fortuna para predicar el evangelio en África:

A algunos les gusta morar

Dentro del sonido de la iglesia y la campana de la capilla.

Pero quiero dirigir una tienda de rescate

Dentro de un patio del infierno.

4. El rapto de la Iglesia fue ocultado por los santos del Antiguo Testamento

“¡Miren que viene en las nubes! Y todos lo verán con sus propios ojos, incluso quienes lo traspasaron; y por él harán lamentación todos los pueblos de la tierra. ¡Así será! Amén.” (Apocalipsis 1:7)

Jesús describió el rapto en Mateo 24:39-41:

“y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos. Así será en la venida del Hijo del hombre. Estarán dos hombres en el campo: uno será llevado y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo: una será llevada y la otra será dejada.”

Existe un considerable desacuerdo entre los cristianos con respecto al momento del rapto. Algunos creen en el rapto previo a la tribulación, que ocurre antes del comienzo de la tribulación de siete años. Otros se aferran a un rapto a mitad de la tribulación, y aún otros a un momento posterior a la tribulación. Independientemente, Pablo enseña:

“Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.” - 1 Corintios 15: 51-52

5. Judíos y gentiles serían moldeados juntos en un solo cuerpo

“Es decir, que los gentiles son, junto con Israel, beneficiarios de la misma herencia, miembros de un mismo cuerpo y participantes igualmente de la promesa en Cristo Jesús mediante el evangelio.” - Efesios 3: 6

A lo largo del Antiguo Testamento, los judíos fueron increíblemente racistas. Como la “gente elegida” de Dios, se distinguen de todos los demás. La idea de que los no judíos (gentiles) pudieran ser aceptados en el reino de Dios era anatema para ellos.

La historia de Jonás en el Antiguo Testamento trata sobre un hombre que desobedeció a Dios y rechazó su comisión de advertir a los ninivitas del juicio venidero de Dios a menos que se arrepintieran de su pecado. Entonces, Jonás corrió hacia el otro lado. Se negó a advertirles acerca del juicio venidero porque quería que todos murieran. Dios lo envió hasta el vientre de una ballena ... y Jonás finalmente obedeció a Dios, llevando la profecía y la promesa de Dios a los gentiles en Nínive. Se arrepintieron y se salvaron de la ira de Dios.

En contraste con eso, en Hechos 10, Dios le dio a Pedro una visión de una sábana llena de animales limpios e inmundos. Le dijo a Peter que estaba bien comer animales inmundos. Pedro entendió que ahora los gentiles estaban incluidos en el Reino de Dios junto con los judíos.

El corolario aquí es la tragedia equivocada del racismo.

Piensa en el color de la piel. De los aproximadamente 30,000 genes incrustados en el ADN humano, solo unos pocos tienen algo que ver con el color de la piel. Todas las razas son básicamente iguales en maquillaje mental, emocional y físico. El color de la piel es simplemente cosmético.

Considerar:

1. ¿Existe un grupo particular de personas / etnia / raza que simplemente no puede tolerar?

2. ¿Hay algún grupo particular de personas / etnia / raza con el que quisieras que tu hijo no se casara? ¿O tu no te casarías?

3. ¿Hay tipos de personas que evitas?

La Biblia dice que Dios no hace acepción de personas. No mira nuestra apariencia externa, sino nuestros corazones. Pablo dice que en Cristo no hay hombre o mujer, judío o gentil.

Todos nos parecemos a Dios. Él nos ama a todos por igual. Y nos da a cada uno de nosotros la oportunidad de conocer a Jesucristo y vivir para siempre en el cielo con Él.

6. Todo Israel sería salvo

“Hermanos, quiero que entiendan este misterio para que no se vuelvan presuntuosos. Parte de Israel se ha endurecido, y así permanecerá hasta que haya entrado la totalidad de los gentiles. De esta manera todo Israel será salvo, como está escrito: El redentor vendrá de Sión y apartará de Jacob la impiedad.” - Romanos 11: 25-26

Pablo lloró sobre sus hermanos israelíes que no fueron salvados (Romanos 9-11). No quería que se quedarán fuera del reino. Ahora, debido a este misterio revelado, Paul podría alegrarse de que sus hermanos y hermanas israelíes pudieran venir a Cristo.

La Biblia es clara en que Dios todavía tiene dos planes funcionando simultáneamente durante los últimos tiempos. Uno es para Israel, y el otro es para la iglesia.

Hoy, muchos cristianos son grandes partidarios de la nación de Israel debido al Salmos 122: 6: “Pidamos por la paz de Jerusalén: Que vivan en paz los que te aman.”

Los sionistas van un paso más allá, y apoyan y alientan diligentemente el regreso del pueblo judío a Israel y la continuación de la soberanía judía allí. En esta generación, muchos buscan la protección de la nación judía de Israel a través del apoyo a las Fuerzas de Defensa israelíes. Estados Unidos también se ha aliado históricamente con Israel.

Algunos se preguntan sobre el significado del águila en Apocalipsis 12:14, que protege a Israel del Anticristo durante el tiempo de la gran tribulación. Dado que el águila es un símbolo nacional de América, muchos se preguntan si el apoyo actual de Israel tiene una base bíblica.

No importa cómo se desarrolle todo esto, Dios quiere que todos en el mundo vengan a Cristo como su Señor y Salvador.

7. Cristo llama a seguidores creyentes a unirse en un grupo llamado la “Iglesia”

“Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavandola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo. «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo». Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.” Efesios 5:25-33

De vez en cuando, escucho que la gente hace declaraciones como: “Hola, soy cristiano. Estoy salvado. No necesito pertenecer a una iglesia local. Tengo este gran programa cristiano en línea que veo todas las semanas. Recibo toda mi alimentación allí en casa. No necesito ser miembro de una iglesia local “.

Yo respondo: “Espera un minuto. No entiendes todo el propósito de una iglesia local “.

El gran llamado de la iglesia es hacer visible al mundo al Cristo invisible. Todos los cristianos son necesarios para que eso suceda ... si nos mantenemos fuera de la iglesia local, estamos dejando ese trabajo crucial sin hacer tanto espiritual como físicamente.

Tres cosas son necesarias para que un cristiano cumpla el diseño de Dios para los creyentes: la oración; Estudio Bíblico; y comunión con otros cristianos.

“No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.” - Hebreos 10:25

En este momento, nos enfrentamos a un momento sin precedentes de encierro y distanciamiento social debido a la pandemia de coronavirus. Pero eso no significa que olvidemos nuestra iglesia local. Es hora de trabajar más duro para conectarnos entre nosotros y, a través de la tecnología, tenemos la oportunidad de conectarnos como nunca antes.

Usa las redes sociales para compartir solicitudes y orar el uno por el otro. Comparta el Evangelio en cada oportunidad, ya sea virtualmente o en persona. Amarse unos a otros mediante actos de servicio siempre que sea posible. Haz una llamada, Zoom o FaceTime como grupo de estudio bíblico o simplemente como una reunión de amigos. ¡La comunión todavía es posible!

Gracias, Kate, por hacer esta pregunta. En mi experiencia, no muchos están familiarizados con los misterios del Nuevo Testamento. Tienen mucho que mostrarnos sobre la naturaleza de Dios, cómo nos relacionamos con Él y cómo nos relacionamos unos con otros hoy.

Sinceramente Roger

________________________________________

Nota del editor: La columna del pastor Roger Barrier “Pregúntale a Roger” regularmente aparece en Predícalo, Enséñalo. Cada semana en Crosswalk, el Dr. Barrier pone sus casi 40 años de experiencia en el pastorado para responder preguntas relacionadas con la doctrina o práctica para personas, o dar consejos acerca de problemas en la iglesia. Envíale tus preguntas a [email protected]

El Dr. Roger Barrier se jubiló como un pastor de enseñanza avanzado de la Iglesia Casas en Tucson, Arizona. Aparte de ser un autor y vocero en conferencias, Roger ha sido mentor y ha enseñado a miles de pastores, misioneros y líderes cristianos alrededor del mundo. La Iglesia Casas, en donde Roger sirvió a través de su carrera de treinta y cinco años, es una mega-iglesia conocida por su ministerio bien integrado y multi-generacional. El valor de incluir nuevas generaciones está integrado en Casas para ayudar a la iglesia a moverse más allá del siglo veintiuno. El Dr. Barrier tiene títulos de la Universidad Baylos, El Seminario Bautista Teológico del Suroeste y el Seminario Puerta Dorada en Grecia, religión, teología y cuidado pastoral. Su libro popular “Escuchando la voz de Dios”, publicado por Bettany House, está disponible en su segunda edición en thai y portugués. Su último trabajo es “¿Tienes coraje? ¡Hazte Santo! Haz la oración que Dios garantiza responder”, de Xulos Press. Puedes encontrar a Roger en su blog “Predícalo, Enséñalo” el sitio de enseñanza pastoral fundado con su esposa, la Dra. Julie Barrier.

Ask RogerDr. Roger Barrier retired as senior teaching pastor from Casas Church in Tucson, Arizona. In addition to being an author and sought-after conference speaker, Roger has mentored or taught thousands of pastors, missionaries, and Christian leaders worldwide. Casas Church, where Roger served throughout his 35-year career, is a megachurch known for a well-integrated, multi-generational ministry. The value of including new generations is deeply ingrained throughout Casas to help the church move strongly right through the twenty-first century and beyond. Dr. Barrier holds degrees from Baylor University, Southwestern Baptist Theological Seminary, and Golden Gate Seminary in Greek, religion, theology, and pastoral care. His popular book, Listening to the Voice of God, published by Bethany House, is in its second printing and is available in Thai and Portuguese. His latest work is, Got Guts? Get Godly! Pray the Prayer God Guarantees to Answer, from Xulon Press. Roger can be found blogging at Preach It, Teach It, the pastoral teaching site founded with his wife, Dr. Julie Barrier.