La Biblia del Jubileo 2000 JBS

2 Crónicas 23:6 Y ninguno entre en la Casa del SEÑOR, sino los sacerdotes y los levitas que sirven; éstos entrarán, porque son santos; y todo el pueblo hará la guardia del SEÑOR

La Biblia de las Américas (Español) BLA

2 Crónicas 23:6 Pero que nadie entre en la casa del SEÑOR sino los sacerdotes y los levitas que ministran; éstos pueden entrar porque son santos. Y que todo el pueblo guarde el precepto del SEÑOR.

English Standard Version ESV

2 Chronicles 23:6 Let no one enter the house of the LORD except the priests and ministering Levites. They may enter, for they are holy, but all the people shall keep the charge of the LORD.

King James Version KJV

2 Chronicles 23:6 But let none come into the house of the LORD, save the priests, and they that minister of the Levites; they shall go in, for they are holy: but all the people shall keep the watch of the LORD.

New King James Version NKJV

2 Chronicles 23:6 But let no one come into the house of the Lord except the priests and those of the Levites who serve. They may go in, for they are holy; but all the people shall keep the watch of the Lord.

Nueva Traducción Viviente NTV

2 Crónicas 23:6 Recuerden, solo los sacerdotes y los levitas de turno pueden entrar al templo del Señor
, porque han sido separados como santos. El resto del pueblo deberá obedecer las instrucciones del Señor
y permanecer fuera.

Nueva Versión Internacional NVI

2 Crónicas 23:6 Solo los sacerdotes y levitas que estén de servicio entrarán en el templo del SEÑOR, pues ellos están consagrados; nadie más podrá entrar. El pueblo deberá obedecer el precepto del SEÑOR.

La Biblia Reina-Valera (Español) RVR

2 Crónicas 23:6 Y ninguno entre en la casa de Jehová, sino los sacerdotes y Levitas que sirven: éstos entrarán, porque están consagrados; y todo el pueblo hará la guardia de Jehová.

Sagradas Escrituras (1569) (Español) SEV

2 Crónicas 23:6 Y ninguno entre en la Casa del SEÑOR, sino los sacerdotes y los levitas que sirven; éstos entrarán, porque son santos; y todo el pueblo hará la guardia del SEÑOR.