1 Juan

Resumen

Resumen

Resumen del Libro de 1 Juan

Este resumen del libro de 1 Juan proporciona información acerca del título, los autores, fecha de escritura, cronología, temas, teología, ideas generales, una breve perspectiva y los capítulos del libro de 1 Juan.

Autor

El autor es Juan, el hijo de Zebedeo (ver Marcos 1:19-20) – el apóstol y autor del Evangelio de Juan y Apocalipsis (ver Introducciones a Ambos Libros: Autor). Él era un pescador, uno de los del círculo interno de Jesús (junto a Santiago y Pedro), y “el discípulo al que Jesús amó” (Juan 13:23, ver su respectiva nota). Él pudo haber sido un primo de Jesús (su madre pudo haber sido Salomé, posiblemente una hermana de María, Mateo 27:56; Marcos 15:40 y su nota; 16:1; Juan 19:25 – esta vista asume que “la hermana de su madre” en Juan 19:25 se refiere a Salomé; algunos asumen que “María la esposa de Cleofás” se encuentra en aposición con “la hermana de su madre”, lo cual significaría que Salomé y María eran una y la misma persona).

A diferencia de la mayoría de las cartas del Nuevo Testamento, 1 Juan no nos dice quien es su autor. La identificación más temprana de él viene de los padres de la iglesia: Ireneo (140-203 d.C.), el Clemente de Alejandría (150-215), Tertuliana (155-222) y Origen (185-253) todos designaron al apóstol Juan como el escritor. Según lo que sabemos, nadie más fue sugerido por la iglesia temprana.

La identificación tradicional se confirma por la evidencia en la carta misma.

  1. El estilo del Evangelio de Juan es marcadamente similar al de esta carta. Ambas están escritas en griego simple y usan figuras contrastantes, como luz y oscuridad, vida y muerte, verdad y mentira, amor y odio.
  2. Frases y expresiones similares, como esas que se encuentran en los siguientes pasajes, son sorprendentes:

1 Juan

Evangelio de Juan

1:1

1:1,14

1:4

16:24

1:6-7

3:19-21

2:7

13:34-35

3:8

8:44

3:14

5:24

4:6

8:47

4:9

1:14,18; 3:16

5:9

5:32,37

5:12

3:36

  1. La mención de un testimonio de testigo directo (1:1-4) armonizan con el hecho de que Juan era un seguidor de Cristo desde los días tempranos de su ministerio.
  2. Los modales autoritativos que proporciona la carta, vistos en sus mandamientos (2:15,24,28; 4:1; 5:21), sus afirmaciones firmes (2:6; 3:14; 4:12) y su identificación del error (1:6,8; 2:4,22) son lo que se esperaría de un apóstol.
  3. Las sugerencias de una edad avanzada (nombrando a sus seguidores como “hijos” 2:1,28; 3:7) aciertan con la tradición de la iglesia temprana relacionada a la edad de Juan cuando él escribió los libros atribuidos a él.
  4. La descripción de los herejes como los anticristos (2:18), mentirosos (2:22) e hijos del mal (3:10) es consistente con la caracterización de Jesús hacia Juan como hijo del trueno (Marcos 3:17)
  5. Las indicaciones de una relación cercana con el Señor (1:1; 2:5-6,24,27-28) encajan con las descripciones del “discípulo al que Jesús amó” y el único que se recostó “al lado de él” (Juan 13:23).

Fecha

La carta es difícil de ubicar con precisión, pero factores como (1) evidencia de escritores cristianos tempranos (Ireneo y Clemente de Alejandría), (2) la forma temprana del agnosticismo reflejada en las denuncias de la carta y (3) las indicaciones de la edad avanzada de Juan sugieren el final del primer siglo. Ya que el autor de 1 Juan parece basarse en conceptos y temas encontrados en el cuarto evangelio (1 Juan 2:7-11), es razonable ubicar la carta en algún lugar entre el año 85 y 95 d.C., luego de la escritura del Evangelio, la cual pudo haber sido en el año 85 d.C. (ver Introducción a Juan: Fecha).

Destinatarios

1 Juan 2:12-14,19; 3:1; 5:13 dejan claro que esta carta fue dirigida a los creyentes. Pero la carta misma no indica quienes eran o donde vivían. El hecho de que no menciona a nadie por su nombre sugiere que fue una carta circular enviada a los cristianos en un número de lugares. La evidencia de los escritores antiguos cristianos ubica al apóstol Juan en Éfeso durante la mayor parte de sus años tardíos (70-100 d.C.). El uso más temprano confirmado de 1 Juan fue en la provincia romana de Asia (en la Turquía moderna), donde se ubicaba Éfeso. Clemente de Alejandría indica que Juan ministró en las distintas iglesias cristianas esparcidas a través de la provincia. Por lo tanto, puede asumirse que 1 Juan fue enviado a las iglesias de la provincia de Asia (ver mapa No. 13 al final de este estudio Bíblico).

Agnosticismo

Una de las herejías más peligrosas de los dos primeros siglos de la iglesia fue el Agnosticismo. Su enseñanza central era que el espíritu es ampliamente bondadoso y que la materia es enteramente malvada. De este dualismo antibíblico fluyeron cinco errores importantes:

  1. El cuerpo humano, hecho de materia, es malvado. En contraste con Dios, quien es un espíritu completo y por lo tanto bondadoso.
  2. La salvación es el escape del cuerpo, lograda no por la fe en Cristo sino por un conocimiento especial (la palabra griega para “conocimiento” es gnosis, de allí Agnosticismo).
  3. La verdadera humanidad de Cristo negada de dos maneras: (1) Algunos decían que Cristo sólo parecía tener un cuerpo, una perspectiva llamada docetismo, del griego dokeo (“parecer”), y (2) otros decían que el Cristo divino se unió al hombre Jesús en el bautismo y lo dejó antes de morir, una perspectiva llamada Cerintianismo, por el nombre de su vocero prominente Cerinto. Esta perspectiva es el trasfondo de gran parte de 1 Juan (1:1; 2:22; 4:2-3 y sus notas).
  4. Ya que el cuerpo era considerado malvado, se debía tratar duramente. Esta forma ascética del Agnosticismo es el trasfondo de parte de la carta a los Colosenses (Col 2:21,23 y sus notas)
  5. Paradójicamente, este dualismo también los llevó al libertinaje. La razón era que, ya que la materia –sin romper la ley de Dios (1 Juan 3:4)– era considerada maligna, romper su ley no tendría consecuencias morales.

El agnosticismo señalado en el Nuevo Testamento era una forma temprana de la herejía, no el sistema desarrollado intrínsecamente del segundo y tercer siglo. Adicional a lo visto en Colosenses y en las cartas de Juan, el conocimiento del agnosticismo temprano está reflejado en 1,2 Timoteo, Tito, 2 Pedro y quizás 1 Corintios.

Ocasión y Propósito

Los lectores de Juan fueron confrontados con una forma temprana de enseñanza agnóstica de la variedad Cerinta (ver Agnosticismo arriba). Esta herejía también era libertina, dejando atrás cualquier restricción moral.

Consecuentemente, Juan escribió esta carta con dos propósitos básicos en mente: (1) exponer a los falsos maestros (2:26 y nota) y (2) dar a los creyentes un aseguramiento de la salvación (5:13 y nota). Al mantener su intención de combatir maestros agnósticos, Juan específicamente se sintió golpeado por su falta total de moral (3:8-10), y dio testimonio del atestiguamiento de la encarnación, él buscó confirmar la creencia de sus seguidores en el Cristo encarnado (1:3). El éxito en esto daría al escritor gran alegría.

Esquema:

  1. Introducción: La Realidad de la Encarnación (1:1-4)
  2. La Vida Cristiana como Alianza con el Padre y el Hijo (1:5; 2:28)
    1. Pruebas Éticas de su Alianza (1:5; 2:11)
      1. Práctica de la moral (1:5-7)
      2. Confesión del pecado (1:8; 2:2)
      3. Obediencia (2:3-6)
      4. Amor por los compañeros creyentes (2:7-11)
    2. Dos Digresiones (2:12-17)
    3. Prueba Cristiana de Alianza (2:18-28)
      1. Diferencias: Apóstatas versus Creyentes (2:18-21)
      2. Persona de Cristo: la cruz de la prueba (2:22-23)
      3. Creencia persistente: clave para seguir en alianza (2:24-28)
  3. La Vida Cristiana como una Filiación Divina (2:29; 4:6)
    1. Pruebas Éticas de la Filiación (2:29; 3:24)
      1. Rectitud (2:29; 3:10a)
      2. Amor (3:10b-24)
    2. Pruebas Cristianas de Filiación (4:1-6)
  4. La Vida Cristiana como la Integración de lo Ético y los cristiano (4:7; 5:12)
    1. La Prueba Ética: Amor (4:7; 5:5)
      1. La fuente del amor (4:7-16)
      2. El fruto del amor (4:17-19)
      3. La relación de amor de Dios y amor por los compañeros cristianos (4:20; 5:1)
      4. Obediencia: la evidencia del Amor por los Hijos de Dios (5:2-5)
    2. La Prueba Cristiana (5:6-12)
  5. Conclusión: Grandes Certezas Cristianas (5:13-21)

Versículos Claves

  • 1 Juan 1:9 "Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo..."
  • 1 Juan 3:6 "Todo el que permanece en El, no peca; todo el que ..."
  • 1 Juan 4:4 "Hijos míos, vosotros sois de Dios y los habéis ven..."
  • 1 Juan 5:13 "Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en..."

Versículos Populares

  • 1 Juan 4:18-0 "En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor..."
  • 1 Juan 1:9-0 "Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo..."
  • 1 Juan 5:8-0 "el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres concu..."
  • 1 Juan 4:8-0 "El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amo..."
  • 1 Juan 5:14-0 "Y esta es la confianza que tenemos delante de El, ..."