Oración del día - Una oración para la mañana – 2 de diciembre

Una oración para la mañana

Por Rebecca Barlow Jordan

“Que las misericordias del SEÑOR jamás terminan, pues nunca fallan sus bondades; 23 son nuevas cada mañana; ¡grande es tu fidelidad!” Lamentaciones 3:22-23

Antes de que los estilos de vida ocupados nos roben la energía, podemos pasar algunos momentos con Dios cada día. Si Él nos ofrece nuevas misericordias y compasiones con cada amanecer, entonces en una actitud de agradecimiento y adoración podemos ofrecerle nuestras vidas a Él en oración con cada mañana. Para ayudarte a comenzar tu día con alegría y propósito, acá hay algunas oraciones de ofrenda matutina que puedes hacer a Dios:

Una ofrenda matutina para orar cada día

Señor, vengo a ti con mi oración de ofrenda matutina personal. Te adoro hoy y quiero alabarte cada día de mi vida. Mientras comienzo a pensar en tu asombrosa gracia y en todo lo que has hecho por mí, me abrumo con alegría. Tu amor me trae a tu dulce presencia desde el momento en que abro mis ojos. Incluso cuando el sueño trata de llevarme de vuelta a las sabanas, tu toque en mi corazón me despierta para comenzar el día contigo.

Esta mañana te ofrezco este día y mi vida como un regalo de agradecimiento. Mereces lo mejor, y quiero darte todo lo que soy y tengo de una forma fresca. Escribe en mi corazón las lecciones que quieres enseñarme hoy. Llena mi boca con tus palabras y pensamientos, no las mías. Anhelo vivir este día por ti, con mis afectos hacia las cosas de arriba y sin enfocar mis preocupaciones acá en la tierra.

Diste tu vida por mí, un ofrecimiento de muerte para pagar la penalidad de mi pecado. A cambio, anhelo hacer tu corazón feliz al ofrecer mi vida como un sacrificio vivo a ti. Algunos días siento que tengo tan poco que ofrecer y a pesar de todo. Tú conoces mi corazón. Tú me creaste y me amas, así como soy. No necesitas más de mí que la fe, porque tu amor es un regalo sin lazos. No puedo ganármelo y no puedo comprarlo. Pero, Señor, desde el amor tan profundo que siento por ti, deseo vivir por ti de una forma que motive a otros. Quiero bendecirte, así como aquellos que se cruzan por mi camino. Si le doy a otros mi misericordia y compasión, ya que has dicho que es igual a dártelo a ti.

Acepta mi ofrenda de oración esta mañana, Señor. Que mi vida sea una fragancia dulce para ti, mientras busco seguirte, y amarte con todo mi corazón, alma y mente, y amar a otros como me amo a mi mismo. Usa mi boca, mi mente, mis manos y mis pies –todo yo—como instrumentos de tu paz. Que sea una luz en la oscuridad para otros o simplemente amabilidad misma derramada por ti. Acá está mi vida, acá están mis talentos. Mis dones son tuyos para hacer con ellos lo que te plazca. Guía mis pasos hoy, guarda mis pensamientos y baña mis acciones con consideración y bondad, para que otros puedan ver tu reflejo en mí. Confió en ti, espero por ti y escucho tu voz. Tu fortaleza es todo lo que necesito. Con ansias comienzo este día y ofrezco mi vida para vivir por ti, de la forma que quieras.

En el nombre de Jesús,

Amén.

----------------------------------

Rebecca Barlow Jordan es una autora, inspiradora, oradora y seguidora apasionada de Jesús que ama animar a los demás de corazón a corazón. Ha escrito 11 libros y más de 1700 artículos, tarjetas de felicitación y otras piezas inspiradoras. Su diario devocional A Diario en tu Presencia está disponible para su entrega a través de Crosswalk.com. Encuentra más información sobre Rebecca en www.rebeccabarlowjordan.com.

No Vendan Mis Datos (CA solamente)   California - Aviso de la CCPA