¿Por qué es importante la oración para los cristianos?

Escrito por Melissa Henderson

¿Por qué es importante la oración para los cristianos? ¿Alguna vez te has preguntado por qué la oración es importante, especialmente si no recibimos la respuesta que esperamos de Dios? La Escritura comparte que Dios nos llama a orar (Colosenses 4: 2). Ser obediente a Dios significa que oraremos. Damos gracias y compartimos nuestras preocupaciones. En cada oración, sabemos que Dios escucha nuestras oraciones. Nunca hay un momento en que Él no escuche. Ya sea que la respuesta sea sí, no o no ahora, estamos llamados a orar y podemos estar seguros de que Dios responderá.

No oramos solo cuando lo necesitamos. Los cristianos oran en todo momento (1 Tesalonicenses 5: 16-18).

Una vida llena de Cristo significa que iremos a Él en momentos de gozo y en momentos de dolor. Oraremos por los demás. Familiares, amigos, extraños y enemigos. Orar es un acto de obediencia.

La Escritura comparte cómo oró Jesús (Mateo 14:23). Jesús le habló a su Padre en oración.

Cuando oramos, estamos abriendo una línea de comunicación con Dios.

Encuentra consuelo sabiendo que cuando oras, Dios está contigo y te escucha.

¿Por qué es tan poderosa la oración?

Tal vez hayas escuchado a la gente decir: "Hay poder en la oración". Sí, hay poder en orar en el nombre de Jesús. Cuando le decimos a alguien que oraremos por ellos, estamos ofreciendo abrir la conversación con Dios. Se puede encontrar consuelo y disminuir las cargas cuando oramos y le damos nuestras preocupaciones a Dios.

Como seres humanos, no podemos manejar las cosas por nuestra cuenta. Con demasiada frecuencia, tratamos de manejar situaciones antes de acudir a Dios. Dios no quiere que vivamos así. Dios nos invita a tener una relación con él. Vaya a Dios primero en oración. De día o de noche, está disponible.

¿Qué dice la Biblia sobre la oración?

La Biblia es la Palabra de Dios. Su Palabra nos dice que podemos tener confianza cuando vamos a Dios en oración (1 Juan 5:14). No tenemos que ocultar nuestros defectos o inseguridades. Dios ya conoce todos nuestros pensamientos y acciones. La Escritura (Jeremías 29:12) comparte que si vamos a Dios en oración, Él escuchará.

La Escritura comparte cómo debemos orar por todos, no solo por las personas que nos agradan. Estamos llamados a orar por familiares, amigos, extraños y enemigos. Sí, reza por todos. No juzgues. No intente decidir cómo Dios debe responder una oración. Él tiene un plan y su plan siempre es el mejor.

Cuando oramos, debemos tener fe y confianza en el Señor. Debemos poner nuestras cargas a sus pies y confiar en él. Ore a Dios y déjelo manejar la situación de acuerdo a Su voluntad.

Algunas formas de orar

¿Alguna vez has considerado las diferentes formas de orar? En la Biblia, leemos acerca de Jesús orando solo. También leemos cómo las personas oraban juntas (Mateo 18: 19-20 ). Piensa en las formas en las que has orado. ¿Has orado solo? ¿Orado en grupo? ¿Quizás ha orado junto a familiares y amigos? ¿Una oración antes de una comida? ¿Una oración antes de acostarse?

Considera estas formas de orar. Cada una de estas formas puede fortalecer su relación con Dios y acercarlo más a Él.

Orar solo: Cuando esté solo, pídale a Dios que abra su corazón y su mente para que Él entre y lo llene con el Espíritu Santo. Sienta su presencia mientras se relaja y se concentra completamente en el Señor.

Leer las escrituras: La Biblia está llena de oraciones para leer y aprender más acerca de Dios. Intenta leer la Palabra de Dios en voz alta. Lee con tu familia. Túrnense para leer las Escrituras y hagan una pausa para discutir las preguntas. Elija un momento especial sin distracciones para leer las Escrituras.

Metodo “Actuar”: Adoración, Confesión, Acción de Gracias, Súplica: Algunas personas prefieren un método a la oración, mientras que otras eligen hablar desde el corazón. De cualquier manera, tenga la seguridad de que Dios escucha nuestras oraciones.

Cuando se trata del método “Actuar”, la oración comienza con adoración y alabanza. Den gracias a Dios por su amor y misericordia. Den gracias a Dios por su perdón (Mateo 6: 9-13 ).

Confesar nuestros pecados e iniquidades nos recuerda que somos personas imperfectas. La salvación se encuentra solo a través de Jesucristo. Durante esta parte de la oración, pídale a Dios que lo perdone por tus pecados y agradécele por Su perdón.

El día de acción de gracias es el siguiente en el método “Actos”. Den gracias a Dios por su amor, misericordia, gloria y bendiciones. Den gracias a Dios por su perdón. Gracias a Dios por estar siempre contigo, en todo momento. "Gracias Dios."

La súplica da tiempo para dar a conocer tus peticiones a Dios. Sí, conoce tus pensamientos. Ahora es el momento durante la oración para reconocer tus necesidades. Dios responderá a Su manera y en Su tiempo. Se paciente. Cualquiera que sea Su respuesta, debes saber que la respuesta es parte de Su plan para tu vida o para la persona por la que estás orando.

Usar el método “actos” puede requerir práctica. Se paciente. Prueba este método y siente la presencia de Dios.

Lectura de oraciones al final de los artículos: Con artículos y devociones en línea e impresos disponibles, existe la oportunidad de leer las oraciones al final de estos escritos. Algunas publicaciones de blogs comparten oraciones al final del mensaje. La oración puede usarse como una conclusión del mensaje y una invitación a caminar más cerca en una relación con Dios.

Comenzar un diario de oración: Tener un lugar para anotar tus oraciones ayuda a recordar por quién estás orando y nos permite regocijarnos cuando una oración es respondida. Anote una fecha para cada oración. Cuando llegue la respuesta, regístrelo en su diario. De vez en cuando, repase las oraciones y regocíjese con las respuestas de Dios.

Diez razones por las que la oración es importante para los cristianos

  1. La oración es importante para los cristianos porque la oración abre la comunicación con Dios.
  2. La oración fortalece nuestra fe y confianza en Dios.
  3. La oración tiene la capacidad de ayudar a que otras personas se acerquen más a Dios.
  4. La oración es un acto de obediencia. Dios nos llama a orar.
  5. La oración nos permite interceder en nombre de otra persona.
  6. La oración puede mostrar a otros el camino a Cristo.
  7. La oración trae consuelo y paz.
  8. La oración nos da la oportunidad de entregar nuestras preocupaciones a Dios.
  9. La oración proporciona una manera de mostrarles a los demás que los aman y los cuidan.
  10. La oración nos recuerda que no debemos preocuparnos. Dios está en control.


Ya sea que ore solo o en grupo, Dios escucha esas oraciones. Si está dando un paseo y disfrutando de la belleza de las creaciones de Dios, ore. Cuando se entere de alguien que necesita oración, haga una pausa en ese momento y ore. Como cristianos, el mundo conocerá el amor de Dios a través de nuestras palabras y acciones. Que la paz y el consuelo te llenen mientras te acercas a Él en oración.

A continuación, he incluido un ejemplo de oración.

Padre, gracias por las muchas bendiciones que brindas. Gracias por la capacidad de levantar a otros en oración. Por favor, perdóname por las veces que descuido ir a Ti en oración. Estoy agradecido por el amor y el perdón que me das. Gracias por escuchar las oraciones de tu pueblo. Ayúdanos a recordar amarnos unos a otros. Permíteme mostrar tu amor a los demás a través de mis palabras y acciones. En el nombre de Jesús, amén.

La galardonada autora Melissa Henderson escribe mensajes inspiradores a veces mezclados con un poco de humor. Con historias en libros, revistas, devocionales y más, Melissa espera animar a los lectores. Melissa es la autora de Licky the Lizard y Grumpy the Gator . Sus pasiones ayudan en la comunidad y la iglesia. Melissa es un ministro anciano, diácono y esteban. Siga a Melissa en Facebook, Twitter, Pinterest y en http://www.melissaghenderson.com

Este artículo es parte de nuestro recurso de oración destinado a inspirar y alentar tu vida de oración cuando te enfrentas a tiempos de incertidumbre. Visita nuestras oraciones más populares si te pregunta cómo orar o sobre qué orar. Recuerda, el Espíritu Santo intercede por nosotros y Dios conoce tu corazón incluso si no puedes encontrar las palabras para orar.

Melissa hendersonAward-winning author Melissa Henderson writes inspirational messages sometimes laced with a bit of humor. With stories in books, magazines, devotionals, and more, Melissa hopes to encourage readers. 

Melissa is the author of Licky the Lizard and Grumpy the Gator. Her passions are helping in the community and church. Melissa is an Elder, Deacon, and Stephen Minister. 

Follow Melissa on Facebook, Twitter, Pinterest, and at http://www.melissaghenderson.com