¿Por Qué Debemos Orar En El Nombre De Jesús?

¿Por Qué Debemos Orar En El Nombre De Jesús? Tuesday, January 30, 2018

Cuando se trata de orar, sin duda alguna, muchos de nosotros nos arrodillamos y mencionamos las palabras que los discípulos dijeron a Jesús: “Señor, enséñanos a orar” (Lucas 11:1). En las escrituras Jesús nos enseña a orar de la misma manera que Él oraba al Padre: en solitud. “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba” (Marcos 1:35). De esta forma enseñando con ejemplos Jesús advirtió a sus discípulos evitar caer en la trampa de la hipocresía tal como los fariseos hacian exhibiendose públicamente al orar en lugares donde la gente pudiera admirar su “piedad y devoción.” Muy al contrario Jesús instruyó el orar en soledad diciendo a los discípulos: “ Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mateo 6:6). Muchos tratamos de seguir el ejemplo de oración en solitud que Jesucristo nos dio y tratamos de vivir como Él nos instruyó, asi que nos metemos en un cuarto apartado y en silencio intentamos escuchar a Dios buscando señales que nos indiquen que Él está presente respondiendo nuestras peticiones. Aún asi a pesar de todo, en un periodo corto de tiempo, mientras el silencio perdura en el cuarto nosotros estamos dudando si Dios nos escucha o no y si nuestras oraciones han llegado un poco más alto que el techo de ese cuarto. Y asί en lugar de una oración y una comunión sincera con Dios, tenemos como resultado una densa frustración por lo que decidimos abandonar el cuarto llenos de resentimiento y enojo por que hemos percibido silencio puro y total por parte de Dios. Salimos de aquel lugar que habiamos apartado para acercarnos a Dios cuestionando el poder de la oración sin percatarnos que al cuestionar el poder de la oración estamos cuestionando el poder y la existencia misma de Dios.