Romanos

Unos de los libros más importantes del Nuevo Testamento, la carta a los romanos fue escrita por el apóstol Pablo a los creyentes cristianos en Roma. Como siempre Pablo proclama, en este libro, la gloria de Cristo Jesús enseñando la santa doctrina y animando a los creyentes a seguir firmes en Jesús puesto que son “amados de Dios y llamados a ser Santos” (Romanos 1:7). El punto principal a tratar en las cartas a los romanos fue el de la justificación a través de la fe de los creyentes en Cristo Jesús. El libro de los Romanos es un libro lleno de pasión y amor hacia sus hermanos en Roma puesto que Pablo era él mismo un ciudadano Romano y esta carta sirve como invitación y presentación a los creyentes en Roma.