Génesis

Resumen

Génesis


Resumen

Resumen del libro de Génesis

Este resumen del libro de Génesis proporciona información acerca del título, los autores, fecha de escritura, cronología, temas, teología, ideas generales, una breve perspectiva y los capítulos del libro de Génesis.

Título

La primera frase en el texto hebreo del 1:1 es bereshith (“en [el] principio”), el cual también es el título hebreo del libro (los libros en tiempos antiguos eran nombrados por su primera o primeras dos palabras). El título en español, Génesis, es de origen griego y viene de la palabra geneseos, la cual aparece en la traducción griega pre-cristiana (Septuagint) del 2:4, 5:1. Dependiendo de su contexto, la palabra puede significar “Nacimiento”, “Genealogía”, o “Historia del Origen.” En ambas formas, griego y hebreo, el título tradicional de Génesis describe de forma apropiada su contenido, ya que es un libro que trata principalmente de comienzos.

Historia

Los capítulos desde el 1 al 38 reflejan grandes cosas que conocemos de otras fuentes acerca de la vida y cultura en la Mesopotamia antigua. Creación, genealogías, diluvios destructores, geografía y la realización de mapas, técnicas de construcción, migración de personas, compra y venta de tierras, procedimientos y costumbres legales, pastoreo y cría de ganado – todos esos asuntos, entre otros, eran de vital importancia para las personas de Mesopotamia durante ese tiempo. También eran de interés para los individuos, familias y tribus de los cuales leemos en los primeros 38 capítulos de Génesis. El autor parece ubicar el Edén, el primer hogar de la humanidad, dentro o cerca de Mesopotamia; la torre de babel fue construida allí; Abraham nació allí; Isaac se llevó una esposa de allí, y Jacob vivió allí por 20 años. Aunque estos patriarcas se establecieron en Canaán, su tierra original era Mesopotamia.

La literatura antigua más cercana y paralela a Génesis 1-38 también viene de Mesopotamia. Enuma elish, la historia del ascenso del dios Marduk a la supremacía en el panteón babilónico, es similar en algunos aspectos (aunque a través de lo mítico y politeísta) a la creación de Génesis 1. Algunas de las características de cierto rey, enlistadas en Sumeria, poseen una gran semejanza con la genealogía mostrada en Génesis 5. La onceava tabla de la saga Gilgamesh es un poco similar en la idea a la narración del diluvio en Génesis 6-8. Muchos de los eventos mayores en Génesis 1-8 son narrados en el mismo orden que eventos similares en la saga Atrahasis. De hecho, las características poseen el mismo patrón de creación-rebelión-destrucción que la descripción bíblica. Las tablas de arcilla encontradas en 1974 en el lugar antiguo (2500-2300 A.C.) de Ebla (actualmente Mardikh) al norte de Siria, pueden tener contenido intrigantemente paralelo.

Dos juegos importantes de documentos demuestran el reflejo de Mesopotamia en los primeros 38 capítulos de Génesis. Desde las cartas Mari, que datan del período patriarcal, aprendemos que los nombres de los patriarcas (incluyendo especialmente a Abraham, Jacob y Job) eran típicos en aquel momento. Las cartas ilustran claramente la libertad de viaje posible entre varias partes del mundo amorita, en el cual vivieron los patriarcas. A pesar de que las tablas Nuzi datan de unos siglos más tarde que el periodo patriarcal, estas mostraron las costumbres patriarcales, las cuales sobrevivieron intactas por muchos siglos. El derecho a heredar un miembro adoptado en el hogar o esclavo (ver 15:1-4), la obligación de una esposa infecunda de proporcionar a su esposo hijos a través de una sierva (ver 16:2-4), críticas en contra de la expulsión de una sierva y su hijo (ver 21:10-11), la autoridad de estatutos orales en la ley del cercano oriente, así como el legado del lecho de muerte (ver 27:1-4,22-23,33) – estas y otras costumbres legales, contratos sociales y provisiones se ilustran gráficamente en los documentos Mesopotámicos.

Mientras que Génesis 1-38 es mesopotámica en cuanto a personajes e historia, de la misma forma los capítulos 39-50 reflejan la influencia egipcia – aunque no de una forma tan directa. Algunos ejemplos de esta influencia son: cultivo de la uva egipcia (40:9-11), la escena en la orilla del río (cap. 41), Egipto como el granero de Canaán (cap. 42), Canaán como la fuente de numerosos productos para el consumo de los egipcios (cap. 43), las costumbres sociales y religiosas de los egipcios (el final de los cap. 43 y 46), los procedimientos administrativos egipcios (cap. 47), las prácticas funerarias egipcias (cap. 50) y varias palabras y nombres egipcios usados a lo largo de esos capítulos. La literatura paralela más cercana de Egipto es El Cuento de Dos Hermanos, el cual posee alguna semejanza con la historia de José y la esposa de Potifar (Cap. 39). Las narrativas egipcias autobiográficas (así como la Historia de Sinuhe y el Reporte de Wenamun) y ciertas leyendas históricas, ofrecen más paralelismos literarios.

Autor y Fecha de Escritura

Históricamente, los judíos y cristianos de forma similar han sostenido que Moisés fue el autor/compilador de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. Estos libros, conocidos como el pentateuco (lo cual significa “libro de cinco volúmenes”), fueron referidos en la tradición judía como los cinco libros de la ley (de Moisés). La misma biblia sugiere la autoría Mosaica de Génesis, ya que Hechos 15:1 se refiere a la circuncisión como “la costumbre enseñada por Moisés”, como alusión a Génesis 17. Sin embargo, una cierta cantidad de ediciones editoriales parecen indicarlo (ver, por ejemplo, notas en 14:14, 36:31, 47:11)

El periodo histórico durante el cual Moisés vivió, parece estar fijado por una cantidad justa de precisión en 1 Reyes. Se nos dice que “el cuarto año del reinado de Salomón sobre Israel” fue el mismo que “los cuatrocientos ochenta años luego de que los israelitas hayan salido de Egipto” (1 Reyes 6:1). Ya que el anterior fue 966 a.c., el último –y por consiguiente la fecha del éxodo – fue 1446 a.c. (asumiendo que el 480 en 1 Reyes 6:1 debe tomarse literal; ver introducción a Jueces: Historia). El periodo de 40 años de la divagación de Israel en el desierto, que tomó desde 1446 hasta 1406 a.c., habría sido el momento más oportuno para que Moisés escribiera lo que hoy se conoce como el pentateuco.

Durante los últimos tres siglos, muchos intérpretes han aclamado encontrar en el Pentateuco cuatro fuentes fundamentales. Los documentos presumidos, que alegan datan del décimo al quinto siglo A.C son llamados J (por Jahweh/Yahweh, el nombre personal en el Antiguo Testamento de Dios), E (por Elohim, un nombre genérico para Dios), D (por Deuteronomio) y P (por Sacerdotal). Cada uno de esos documentos es aclamado por tener sus propias características y su propia teología, las cuales a menudo contradicen las de los otros documentos. El Pentateuco es luego representado como un mosaico de historias, poemas y leyes. Sin embargo, este punto de vista no es soportado por evidencia conclusiva, e investigaciones arqueológicas y literarias tienden a descartar muchos argumentos usados para desafiar la autoría Mosaica.

Tema Teológico y Mensaje

Génesis habla de comienzos – de los cielos y la tierra, de la luz y la oscuridad, de mares y cielos, de tierras y vegetación, del sol y la luna y las estrellas, de los animales terrestres, voladores y marítimos, de los seres humanos (hechos a imagen y semejanza de Dios, el clímax de su actividad creativa), del matrimonio y la familia, de la sociedad y la civilización, del pecado y la redención. La lista podría continuar. Una palabra clave en Génesis es “linajes”, lo que sirve para dividir el libro en sus diez partes mayores (ver características literarias y el Esquema Literario) y que incluye conceptos como nacimiento, genealogía e historia.

El libro de Génesis es una base para entender el resto de la Biblia. Su mensaje es rico y complejo, y enlistar sus elementos principales da un resultado sucinto del mensaje bíblico completo. Es un libro que habla supremamente acerca de relaciones, resaltando esas entre Dios y su creación, entre Dios y la humanidad y entre los seres humanos. Es monoteísta, dar por sentado que solo hay un Dios merecedor del nombre y oponerse a las ideas de que hay muchos dioses (politeísmo), de que no hay un dios (ateísmo) y de que todo es divino (panteísmo). Claramente enseña que el único Dios verdadero es soberano sobre todo lo que existe (por ejemplo, su creación entera), y que él a menudo ejercita su libertad ilimitada para revocar costumbres, tradiciones y planes humanos. Nos introduce a la forma en la que Dios inicia y hace pactos con su gente escogida, prometiendo su amor y lealtad a ellos y llamándolos a prometer la suya a él. Establece el sacrificio como el sustituto de una vida por una vida (cap. 22). Nos da la primera pista de la provisión de redención de Dios contra las fuerzas del mal (comparar 3:15 con Romanos 16:17-20) y contiene el estatuto más antiguo y profundo concerniente al significado de fe (15:6; ver nota allí). Más de la mitad de Hebreos 11 –una lista del NT de los leales— se refiere a personajes de Génesis.

Características Literarias

El mensaje de un libro es mejorado a menudo por su estructura y características literarias. Génesis está dividido en diez grandes secciones, cada una comienza con la palabra “linajes” (ver 2:4; 5:1; 6:9; 10:1; 11:10; 11:27; 25:12; 25:19; 36:1 –repetido para hacer énfasis en 36:9– y en 37:2 ) Las primeras cinco secciones pueden agruparse juntas y, junto con la introducción del libro como un completo (1:12:3), pueden ser llamados “historia primigenia” (1:111:26). Esta introducción a la historia principal bosqueja el período de Adán hasta Abraham y cuenta la forma de ser de Dios con la raza humana como un todo. Las últimas cinco secciones constituyen una cuenta más larga (pero de igual forma, unificada), y relata la historia del trato de Dios con los ancestros de su gente escogida en Israel (Abraham, Isaac, Jacob y José y sus familias) –una sección llamada a menudo “historia patriarcal” (11:2750:26). Esta sección, en cambio, está compuesta de tres ciclos narrativos (Abraham-Isaac, 11:2725:11; Isaac-Jacob, 25:1935:29; 37:1; Jacob-José, 37:250:26) intercaladas con las genealogías de Ismael (25:12-18) y Esaú (cap. 36)

La frecuencia narrativa se concentra frecuentemente en la vida de un hijo segundo en preferencia al primogénito: Seth sobre Caín, Sem sobre Jafet (Revisa la nota de NIV acerca del 10:21), Isaac sobre Ismael, Jacob sobre Esaú, Judas y José sobre sus hermanos y Efraín sobre Manasés. Tanto énfasis en escoger divinamente hombres y sus familias es quizás la característica teológica y literaria más obvia del libro de Génesis como un todo. Subraya el hecho de que la gente de Dios no es producto de desarrollos humanos naturales, sino el resultado de la intrusión soberana con la gracia de Dios en la historia humana. Él saca de los humanos caídos una nueva humanidad consagrada a él, llamada y destinada a ser la gente de su reino y el canal de su bendición para la tierra completa.

Números con significados simbólicos figuran prominentemente en Génesis. El número diez, aparte de ser el número de las secciones en las que Génesis está dividido, es también el número de nombres que aparecen en la genealogía de los capítulos 5 y 11 (ver nota en 5:5). El número siete también ocurre frecuentemente. El texto hebreo de 1:1 está compuesto de siete palabras exactas y las de 1:2 de 14 palabras (dos veces siete). Hay siete días de creación, siete nombres en la genealogía del capítulo 4 (ver nota en 4:17-18, ver también 4:15,24; 5:31), varios sietes en la historia del diluvio, 70 descendientes de los hijos de Noé (cap. 10), siete promesas hechas a Abraham (12:2-3), siete años de abundancia y siete años de hambruna en Egipto (cap. 41), y 70 descendientes de Jacob (cap. 46). Otros números significativos, como el 12 y 40 son usados con una frecuencia similar.

El libro de Génesis es básicamente prosa narrativa, interrumpida en algunos lugares por poemas breves (el más largo es el llamado La Bendición de Jacob en 49:2-27). Mucha de la prosa tiene una calidad lírica y usa de lleno el sentido figurado y otros mecanismos que caracterizan a la literatura épica más fina del mundo. Paralelismo vertical y horizontal entre los dos escenarios de tres días en la creación (ver nota en 1:11), el flujo y reflujo del pecado y juicio en el cap. 3 (la serpiente y mujer y hombre que pecan sucesivamente; luego Dios los cuestiona en orden reversa, luego él los juzga en el orden original); la monotonía poderosa de “y luego él murió” al final de los párrafos en el cap. 5; el efecto climático de la frase “Pero Dios recordó a Noé” (8:1) en el medio de la historia del diluvio; la estructura de reloj de arena del relato de la torre de babel en 11:1-9 (narrativa en versículos 1-2,8-9, discurso en versículos 3-4,6.7, y el versículo 5 que actúa como transición); el juego de palabras macabro en 40:19 (ver 40:13); la alternación entre relatos breves acerca de los hijos primogénitos y relatos largos acerca de los hijos más jóvenes – estos y otros mecanismos literarios añaden interés a la narración y proporcionan señales para interpretar, a las cuales el lector debería prestar atención.

No es coincidencia que muchos de los sujetos y temas de los primeros tres capítulos de Génesis están reflejados en los últimos tres capítulos de Apocalipsis. Sólo podemos maravillarnos ante la influencia del Señor mismo, quien nos asegura que “toda la escritura es inspirada por Dios” (2 Timoteo 3:16) y que los hombres que la escribieron “de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 Pedro 1:21).

Esquemas

Esquema Literario:

  1. Introducción (1:12:3)

  2. Cuerpo (2:450:26)

  1. “El relato de los cielos y la tierra” (2:44:26)

  2. “El relato escrito del linaje de Adán” (5:16:8)

  3. “El linaje de Noé” (6:99:29)

  4. “El linaje de Sem, Cam and Jafet” (10:111:9)

  5. “El linaje de Sem” (11:10-26)

  6. “El linaje de Taré” (11:2725:11)

  7. “El linaje del hijo de Abraham: Ismael” (25:12-18)

  8. “El linaje del hijo de Abraham: Isaac” (25:1935:29)

  9. “El linaje de Esaú” (36:137:1)

  10. “El linaje de Jacob” (37:250:26)


Esquema Temático:

  1. Creación (1:12:3)

  2. Historia Primigenia (2:411:26)

    1. Adán y Eva en el Edén (2:4-25)

    2. La Caída y Sus Consecuencias (ch. 3)

    3. El Progreso del Pecado (4:1-16)

    4. La Genealogía de Caín (4:17-26)

    5. La Genealogía de Seth (ch. 5)

    6. La Respuesta de Dios a la Depravación Humana (6:1-8)

    7. El Gran Diluvio (6:99:29)

      1. Preparación para el Diluvio (6:97:10)

      2. Juicio y Redención (7:118:19)

        1. El ascenso de las aguas (7:11-24)

        2. El descenso de las aguas (8:1-19)

      3. Luego del Diluvio (8:209:29)

        1. Una Nueva Promesa (8:20-22)

        2. Bendiciones Renovadas y Nuevas Ordenanzas (9:1-7)

        3. Una nueva relación (9:8-17)

        4. Una nueva tentación (9:18-23)

        5. La palabra final (9:24-29)

    8. El Esparcimiento de Las Naciones (10:111:26)

      1. La difusión de las naciones (cap. 10)

      2. La confusión de los idiomas (11:1-9)

      3. La primera genealogía Semítica (11:10-26)

  3. Historia Patriarcal (11:2750:26)

    1. La vida de Abraham (11:2725:11)

      1. Historia de Abraham (11:27-32)

      2. El llamado y respuesta de Abraham (cap. 12 - 14)

      3. La fe de Abraham y el pacto con Dios (cap. 15 - 22)

      4. Actos finales de Abraham (23:125:11)

    2. Los Descendientes de Ismael (25:12-18).

    3. La Vida de Jacob (25:1935:29)

      1. Jacob en casa (25:1927:46)

      2. Jacob de viaje (cap. 28 - 30)

      3. Jacob en casa nuevamente (cap. 31 - 35)

    4. Los Descendientes de Esaú (36:137:1)

    5. La vida de José (37:250:26)

      1. La Carrera de José (37:241:57)

      2. La migración de Jacob (cap. 42 - 47)

      3. Los días finales de Jacob (48:150:14)

Los días finales de José (50:15-26)

Versículos Claves

Versículos Populares